Programa Nacional de Reconstrucción y de Mejoramiento Urbano, prioridades de la Sedatu en PEF 2019
15650
post-template-default,single,single-post,postid-15650,single-format-standard,bridge-core-1.0.5,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-18.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.2,vc_responsive
 

Programa Nacional de Reconstrucción y de Mejoramiento Urbano, prioridades de la Sedatu en PEF 2019

Programa Nacional de Reconstrucción y de Mejoramiento Urbano, prioridades de la Sedatu en PEF 2019

  • Las asignaciones presupuestales para la dependencia encabezada por Román Meyer Falcón aumentaron 7.6 %
  • El presupuesto asignado refleja los principios de austeridad, racionalidad, transparencia, eficiencia, honestidad y combate a la corrupción

 

Ciudad de México, 25 de diciembre de 2018.- El Programa Nacional de Reconstrucción y el Programa de Mejoramiento Urbano, serán las principales tareas de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), tras la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019.

 

El Ejecutivo federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), propuso asignar a la dependencia encabezada por Román Meyer Falcón, 18 mil 954.9 millones de pesos; es decir, 7.6 por ciento más recursos que en el ejercicio presupuestal actual, incremento que aprobó la Cámara de Diputados.

 

Los recursos asignados a la Nueva Sedatu se aplicarán en los siguientes programas:

 

  • Programa Nacional de Reconstrucción: 8 mil millones de pesos.
  • Programa de Mejoramiento Urbano (PMU): 8 mil millones de pesos.
  • Modernización del Catastro Rural Nacional: 140 millones de pesos.
  • Programa de Vivienda Social: 1 mil 726 millones de pesos.
  • Programa de Fomento a la Planeación Urbana, Metropolitana y el Ordenamiento Territorial: 37 millones de pesos.

 

En congruencia con los principios de austeridad, racionalidad, transparencia, eficiencia, honestidad y combate a la corrupción, se propusieron reducciones por más de 11 por ciento en materia de “actividades de apoyo administrativo” y 20 por ciento en “actividades de apoyo a la función pública y bien gobierno”.